4 jun. 2010

La globalización y los alimentos

Cada vez veo menos documentales de denuncias. Energéticamente me dejan un poco bajo y también porque a nivel personal estoy más concentrado en la construcción en positivo.

Pero también me doy cuenta día a día que falta muchísima información, en la era de la información, paradojas continuas de 180 grados. Siendo consciente de ello, dejaré caer por aquí algunas de las películas que me han abierto un poco más.


Este documental lo he visto la semana pasada y me ha gustado, es la misma información de otros que ya os comentaré, pero más cuidada. Para los que queráis conocer como funciona el mundo de los alimentos, que deberíais ser todos, os dejo "Comida Incorporada".


Fue nominada al Oscar 2010 dentro de la categoría de documental. Es del 2008 dirigido por el ganador de un Emmy Robert Kenner. El filme está ligeramente basado en el bestseller de no ficción del 2001 Fast Food Nation, de Eric Schlosser, y The Omnivore's Dilemma de Michael Pollan.

Robert Kenner levanta el velo que desde hace muchos años cubre y protege a la industria alimentaria de Estados Unidos. Expuestos quedan temas antes escondidos, tales como los intrincados mecanismos con los que la industria ha manipulado a la FDA (United States Food and Drug Administration) y a la USDA (United States Department of Agriculture) para favorecer sus prácticas corruptas en la producción de alimentos a pesar de poner en riesgo la salud de los consumidores. De una manera ligera si es que eso existe hablando de destapar barbaridades pero interesante, Kenner deja a la luz del día temas como la falta de regulación en cuanto a normas de seguridad para trabajadores de la industria alimentaria, el frágil estilo de vida de los granjeros de hoy en día y los terribles abusos a nuestro ecosistema.

El primer segmento del film examina la producción industrial de carne, llamándola inhumana y económica y ambientalmente insostenible.

El segundo segmento se centra en la producción industrial de grano y verduras, etiquetándola de económica y ambientalmente insostenible también.

El tercero y último segmento trata sobre el poder económico y legal de las grandes compañías de producción de alimentos (que según los autores se basa en ofrecer comida barata pero contaminada y en el uso de químicos basados en el petróleo, sobre todo pesticidas y fertilizantes) y la promoción de hábitos de consumo de comida insalubre hacia el público americano.

Se sale del margen pero está en una calidad excelente. Los márgenes, que gran tema...

1 comentario:

  1. Anónimo9/6/10 10:49

    Lo he visto y espero que en europa quede algo de conciencia para que no ocurra hasta el extremo americano. Sé que nos dan pienso, por las mañanas yo mismo me lo sirvo en un bol,... Deberíamos ganar terreno y conseguir canales de distribución para los alimentos locales, deberíamos, es decir, en mi caso, como consumidor (hermosa palabra) consumiendo mejor.

    Hace un año pensé que la idea de garantizar la procedencia gallega de todo lo que contenía una tienda sería un gran negocio, entendiendo como gran negocio algo honesto y satisfactorio para las partes. Un lugar donde la gente llenara el coche de verdura, fruta, huevos, pollos de corral... Con una confianza ciega... Sería como ir al mercado hace años, todo estaba bueno fresco y a precios variables pero razonables y sobre todo, sostenibles. La de las lechugas iba en un cuatro latas y el de los quesos madrugaba poco menos que el panadero pero las cosas venían de donde tenían que venir. Definitivamente creo que es algo para debatir y activar, digo actuar. Un saludo.

    ResponderEliminar